Cazarabet conversa con… Miguel Romero Saiz, autor de “La barbería de Mauthausen” (Hades)

Enlace a la web de Cazabaret

Volvemos a Mauthausen y al infierno que este campo fue y será en la memoria del republicanismo exiliado con la obra de Miguel Romero Saiz.

La Barbería de Mauthausen es editada por la editorial castellonense Hades.

El autor Miguel Romero escribe una novela narrativa que ficciona una serie de historias reales protagonizadas por diez españoles republicanos  y deportados en el campo austríaco de Mauthausen.

Miguel Romero Saiz es todo un experto en escribir sobres sefardíes y el destino del pueblo judío, entre otros libros: Guía de la judería de Cuenca,

Puede que su libro más conocido sea uno que por su manera de  ser escrito es o sigue muy y mucho al presente se trata de Hijas de la  luna de la Colección Espuela de Plata de Renacimiento.

El Prologo se lo ha hecho el Catedrático de Historia en la Universidad Rovira y Virgili, Alberto Reig Tapia.

La sinopsis del libro:

Ensayo novelado de este prolífico autor en el que narra la experiencia de aquel contingente de republicanos españoles que, huidos de la España de Franco y enrolados en el ejército francés la mayor parte de ellos, tuvieron que sufrir cautiverio en uno de los Campos de exterminio nazi más terribles, Mauthausen-Gusen de Austria, sobreviviendo al mismo.
No hay duda, que esta historia de historias forma parte de esa Memoria Colectiva que el ser humano necesita contar para reafirmarse en los principios de dignidad y respeto universal, donde la razón debe primar ante los instintos de destrucción. Tenemos que enseñar con objetividad, mostrando a las generaciones venideras cómo sentir el peso de la historia, rompiendo tabúes y aplicando estrategias para aprender de los errores cometidos, caminar hacia una misma idea de nación, de igualdad, de libertad democrática, de sentimiento compartido y de razón de ser.

El autor, Miguel Romero: http://www.miguelromerosaiz.com/

Miguel nace en Boniches (Cuenca) el 5 de enero de 1952. Aunque siempre se ha sentido de Cañete, pueblo adoptivo, al que está vinculado desde niño por su ascendencia paterna y materna. Su infancia transcurre itinerante, residiendo en numerosos pueblos de la provincia de Cuenca y de otras provincias, obligado por la profesión paterna. Cursa las primeras enseñanzas en Carboneras de Guadazaón, luego el Bachillerato Elemental en el Colegio Libre Adoptado “Inmaculada Concepción” de Motilla del Palancar y el Superior en el Instituto Alfonso VIII de la capital.

Realiza los estudios de Magisterio en la Escuela Normal “Fray Luis de León” por la especialidad de Ciencias Sociales, finalizando en el año 1972. Durante estos estudios forma parte de la Tuna de Magisterio y del Grupo de Teatro, práctica el fútbol y el baloncesto, formando parte de la Selección conquense en numerosos campeonatos Nacionales.

En 1973, inicia estudios de Filosofía y Letras, dentro de la especialidad de Geografía e Historia, auspiciado por los consejos de su mentor y padrino el poeta y sacerdote Carlos de la Rica. Los inicia en el Colegio Universitario “Gil Albornoz” de Cuenca, adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid. Continuará en la Universidad madrileña hasta que es destinado a Canarias donde se matricula en la Universidad de la Laguna, para acabar los mismos en Madrid, en el Centro de la UNED de Leganés.

Licenciado en Geografía e Historia, realiza el Doctorado en la misma Universidad, leyendo la Tesis sobre “Mudéjares y Moriscos e Inquisición en el Señorío de Molina de Aragón” alcanzando la nota de CUM LAUDE en el tribunal que presidiera el prestigioso profesor D. Antonio Betancourt, Rector de la U. de la Laguna.. Durante los Cursos de Doctorado alcanza una alta especialización en Paleografía y Diplomática, sin olvidar sus conocimientos en Heráldica y Genealogía.

En los años 80 alcanza la Especialidad Oficial del MEC en el Área de Educación Física, Primera promoción de Magisterio, curso realizado en Toledo (Escuela Superior de Educación Física del Ejército), obteniendo además la homologación del título de Monitor Nacional Polideportivo y Entrenador Nacional de Atletismo. Su práctica deportiva le lleva a jugar al fútbol en el Calella de Tercera División, en la U.B. Conquense de la misma categoría, en el C.F. Campillo de Altobuey y el C.D. Motilla del Palancar de la Territorial Valenciana.

Su afición al baloncesto se incrementa a lo largo de los años, practicando como jugador en varias temporadas y titulándose Entrenador Superior de Baloncesto en Cáceres, entrenando y dirigiendo al equipo de C.B. Cuenca Femenino en Segunda y Primera División Nacional B a lo largo de quince años. Es considerado Mejor Entrenador Regional durante las temporadas 95/06 y 96/97. Alcanza el quinto puesto a nivel nacional en el Campeonato de España con el equipo juvenil y ganan sucesivamente a lo largo de tres años, el Torneo Internacional TANIT de Ibiza.

Su trayectoria profesional está dedicada a la docencia, a nivel de Primaria, luego Secundaria y Bachillerato para finalizar en la Universitaria. Dieciocho años como Maestro en diferentes lugares de nuestra extensa geografía nacional, ejerciendo como Director en dos Colegios y Secretario en cuatro de ellos. Fue Coordinador de Educación de Adultos, ejerció como Inspector Técnico de Educación a lo largo de seis años y luego nueve cursos académicos como Profesor de Bachillerato. Junto a esta actividad, el ejercicio de Asesor de Deportes de la Delegación Provincial de Educación y Ciencia de Cuenca, le permitió compartir Enseñanza y Deporte algo que ha llevado implícito en su persona a lo largo de su trayectoria humana.

Fue Profesor Tutor de la UNED desde 1984 hasta 2016 y Director del Centro Asociado de la UNED de Cuenca desde 2006 al 2016 siendo, a su vez, el Secretario del Campus Sureste de la citada Universidad hasta el año 2016, en esa nueva estructura que la UNED establecería a partir del año 2011.

Calificado por los medios de comunicación como “Hombre del Renacimiento en el siglo XX”, ha sabido compartir su vocación a la enseñanza con el ejercicio de otras actividades creativas, tales como la pintura, donde conseguiría varios premios y habiendo realizado un número de exposiciones a lo largo de una etapa de su vida –estando incluido en el Diccionario de Artistas Españoles-. Luego, su faceta de investigador y escritor le ha permitido llegar a publicar más de treinta libros en este momento, algunos con alto reconocimiento y venta, colaborar en obras colectivas, tales como la Enciclopedia de Castilla La Mancha y el Diccionario de Artistas y esa constante actividad como gestor cultural, encargado de numerosos eventos histórico-culturales, que le han hecho acreedor de un elevado número de Premios, no solo literarios, sino menciones y distinciones a su esfuerzo y labor, destacando el Glauka 2009, un premio de reconocido prestigio que han obtenido personalidades de las letras como José Luis Sampedro, Soledad Puértolas, Rosa Montero, Rosa Navarro y Diego Jesús Jiménez o Lorenzo Silva.

Es asiduo conferenciante donde desarrolla una intensa actividad, tanto en pueblos de nuestra geografía provincial, como en ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Leganés, Teruel, etc., además de su recorrido internacional al formar parte de las Jornadas Trienales que se van celebrando en el Instituto Cervantes de Tánger (Marruecos), en las Garciadas Cañetinas de Arauco (Chile), en las Jornadas de Guanajuato (Méjico) y en las organizadas por la Asociación Cultural ADELANTE en la ciudad rusa de San Petersburgo.

Como directivo de la Asociación de Escritores de Castilla La Mancha es el encargado de organizar los Congresos de Escritores de la FLICC (Feria Regional del Libro y de las Industrias Culturales), así como los Congresos de Escritores anuales a celebrar en diferentes puntos de la región.

Actualmente es Presidente de la Asociación de Escritores de Turismo en Castilla La Mancha y forma parte de la Directiva de la FEPET a nivel nacional, coparticipa en las Jornadas romanas de Valeria Condita, en las Jornadas sobre los Dichos de Moros y  Cristianos, Coordinador del programa cultural “Encuentros con la Provincial” de la Diputación Provincial de Cuenca y miembro activo de la Comisión para la puesta en escena de la Alvarada Medieval de Cañete, evento que fundó en el año 1999.

Fue nombrado Cronista Oficial de la Villa de Cañete en el año 1992, Cronista oficial de la ciudad de Cuenca desde el año 2015 y Cronista Oficial del Villar de Domingo García desde el año 2017 y es reconocido informalmente como Cronista Oficial de la Provincia de Cuenca.

Pregonero por excelencia, habiendo alcanzado los cincuenta (más de cuarenta pueblos y los tres pregones oficiales de la ciudad de Cuenca), ha realizado más de cincuenta prólogos de libros y autores  y es habitual Presentador de numerosas publicaciones, habiéndolo realizado en más de cuarenta libros de diferentes autores literarios.

A lo largo de su trayectoria humana ha recibido numerosas distinciones y premios o reconocimientos sociales. Entre los más destacados cabría enumerar haber sido elegido Castellano-Manchego del Año en Barcelona (Casa de Cuenca), en Alicante (Casas regionales de Castilla La Mancha en la Comunidad Valenciana), en Madrid (Casa de Castilla La Mancha), el haber obtenido el Premio Luzán (Asociación de Amas de Casa Luzán), Premio Glauka (al fomento a la lectura y a la creación literaria), Premio Roosevelt, a los valores humanos, Premio del Ayuntamiento de Cuenca a la labor creativa y la difusión turística y la distinción como Conquense del Año.

Entre las distinciones de rango, ha obtenido la Medalla Internacional de la Cuatro Sinagogas de Jerusalén, entregada por las Comunidad Sefardita de Israel, así como la Medalla al Mérito Civil con distintivo blanco de la Guardia Civil.

A nivel social, la Biblioteca Municipal de la localidad de Cañete lleva su nombre, así como la concesión como Hijo Predilecto de la misma; lo lleva el Cine Teatro de la localidad de Valverde de Júcar desde el año 2014 y más recientemente la Biblioteca del Centro de Educación de Personas Adultas de la ciudad de Cuenca, desde el 2018.

Y por último, el reconocimiento académico le ha venido con la Real Academia Española de la Historia reconociéndole como académico correspondiente, así como la Real Academia de  Bellas Artes de San Telmo en Málaga o la Cofradía Internacional de Investigadores de Toledo. Es Doctor  Honoris Causa por la Academia de Literatura Moderna de Méjico -sección Acapulco.

Como colaborador de los medios de comunicación, mantiene una actividad constante, siendo habitual sus artículos en revistas científicas como Añil, Crónicas, Barcarola, Moya, Abanco, la Aventura de la Historia, Medieval, Canarias y Letras o el Postigo; además en la prensa escrita como El país, La Tribuna, Día de Cuenca, Las Provincial, etc.

 

Cazarabet conversa con Miguel Romero Saiz

 -Amigo, ¿qué fue o qué es—si prefieres que hablemos en un presente—lo que te ha hecho escribir un relato de ficción sobre la estancia de los españoles en Mauthausen, tomando como hilo a diez personajes que son y fueron historia?

 

-Varias razones. Por un lado, revivir un relato de nuestro pasado histórico, importante a pesar de su crueldad, y con ello, ayudar a que las generaciones venideras aprendan a evitar caer en los mismos errores cometidos donde la vejación del ser humano provocada por regímenes autoritarios les privó de una libertad como derecho esencial del ser humano. Es necesario conocer nuestra historia en toda su extensión sin vinculaciones ideológicas predeterminadas. Y por otro, el cumplirse el 75 aniversario de la liberación de los supervivientes españoles en el campo de exterminio nazi de Mauthausen, en este 2020 pasado.

 

– No es una novela pura, es una narrativa que se acerca más al ensayo, ¿no?; o ¿Cómo la definirías?

 

-Es un ensayo novelado, es decir, un estudio basado en un hecho histórico trascendente, con documentación real y testimonial en este caso, pero procurando utilizar una narrativa fácil y clara, real y concisa, que llegue a la mayor parte de los lectores. Los personajes son reales y en todo caso, la ficción puede ser simplemente, la interconexión como germen de supervivencia durante el tiempo en que estuvieron internos en aquel campo de triste recuerdo.

 

-¿Qué es lo que te llama la atención del holocausto que tuvo lugar en la II Guerra Mundial?

 

-Cualquier situación en la historia del mundo donde el ser humano ha sido el vil protagonista de la crueldad y la pérdida de dignidad humana como tal, siendo juez, testigo o víctima, y que debe ser desechado, denunciado o castigado ante las autoridades de una sociedad justa. Nunca ha de quedar impune.

El holocausto fue la mayor crueldad que un ser humano pudo ejecutar sobre otro donde la propia riqueza del alma quedará siempre en entredicho, incapaz de definir el raciocinio como voluntad libre de cada ser. Jamás una sociedad democrática podrá olvidarlo.

 

-¿Estamos ante una historia que son, en realidad, diez historias encajadas como en un puzle, quizás como una muñeca rusa en dónde el lugar , Mauthausen, es un denominador común muy fuerte, pero lo es o lo fue  Mauthausen y todo lo que se derivaba de allí  ?

 

-Es una historia de historias, pero con un mismo argumento, donde miles de desgraciados sufrieron la mayor vergüenza en tortura, vejación y muerte, en un campo de exterminio nazi que alcanzó la más desagradable fama de ser el más inhumano y cruel de todo el nazismo como movimiento político europeo del siglo XX

-Y ,¿qué significó…?, porque significó una experiencia vital que “les barrió”, en aquellos años, a la mayoría la juventud, pero siempre los hay que sacan o saben sacar cosas positivas, ¿qué nos puedes decir?

 

Sin duda, de las situaciones malas se deben extraer detalles honrosos, o por lo menos, positivos. La experiencia de aquella gente a lo largo de esos duros cuatro años, les marcó de por vida, pero les hizo aprender cuál debe de ser el valor de la libertad en paz y concordia, demostrando una vez más, la capacidad de sufrimiento y valentía que siempre ha demostrado el español en todas las situaciones adversas que le ha tocado vivir. Fueron héroes para los demás y héroes para sí mismos, entendiendo que lo vivido les podría fortalecer para el resto de su existencia. Pretende ser un canto a la vida, porque en vano, aquellos dos mil doscientos que se salvaron pudieron rehacer su vida familiar y existencial, sin olvidar jamás, la experiencia sentida.

 

-¿Cómo es que eliges a estos diez personajes y no a otros?, ¿qué te atrajo por ejemplo de Domingo Félez el alcorisano que fue barbero del barracón; de Marcelino Bilbao Bilbao, de Luis Montero Álvarez…

 

-Elegí estos personajes a conciencia. Quería ejemplarizar con unos cuantos a los demás, pero basé mi historia en aquellos cuyas profesiones sirvieron para sobrevivir, tales como los barberos y los músicos, dos actividades esenciales para el gobierno de los campos de exterminio. Busqué los que tuvieron más incidencia en los procesos de supervivencia y las historias internas del campo, busqué los más significativos según mi objetivo y creí que con ello, abarcaba todas y cada una de las escenas más trascendentes. Por ejemplo, Luis Montero Álvarez me permitía conocer los entresijos de la resistencia interna del campo y su desgraciado e injusto final como ejemplo también de lo que no se debería hacer, políticamente hablando.

 

-¿Buscas perfiles diferentes desde el sujeto como personas para que tengamos más una idea de cómo fue la vida en aquel mortífero campo austríaco?

 

-El título es de por sí significativo de esa, mi intención clave. Por supuesto, entendí que hablar de los barberos era hablar de la España decimonónica y esa cultura provinciana que inició el primer tercio del siglo XX, tratando sus condicionantes previos a la guerra civil, su juventud y su escasa formación intelectual como ejemplo de la incultura en la que sumida España, nos llevó a un conflicto sin precedentes. Hay ideología, pero no hay proselitismo, o no he querido que hubiera para no remarcar contenidos equivocados. Luego, los músicos, entendiendo esa disciplina como la clave social de su lucha por la paz como medida de progreso y convivencia. Siempre necesarios y vitales.

 

-¿Pero buscabas que no hubiesen sido “anónimos”—aunque en realidad no hay nadie anónimo–, buscabas algo en especial, algún denominador común que hubiesen tenido alguna función o trascendencia…?

 

-No, por supuesto que no, he querido plasmar realidad porque en el anonimato hay algunas veces, cierto vacío que quería evitar. En ellos he visto representados a todos los que hayan podido sufrir esa misma tortura, no solo física sino mental, como denuncia de un régimen que fue reaccionario y brutal, sin sentido, y que hace reflexionar ante los radicalismos y las fobias de un ser humano que parece, ser menos humano cuando apadrina esos ismos, sin más razón que la suya que no es.

He querido que, siendo públicas como son sus experiencias vitales, con el debido respeto a familiares y amigos, reforzarán mi sentimiento hacia su heroicidad, su valentía, su compromiso y su desgracia. Ejemplo claro para los que vienen detrás y deben aprender de lo anterior. No entiendo como esta historia oscura de nuestro pasado español no aparezca en los planes de estudio o libros de historia habituales.

 

-Porque hay tantas historias sobre el holocausto como personas sometidas a él, ¿no?

 

-Porque ha sido, desgraciadamente, el triste espejo de lo que nunca deberá repetirse. En su reflejo deben verse todos los nuevos políticos, los que saben cómo valorar la verdadera democracia y los sistemas de consenso y aquellos otros que, sin más razón que su ausencia democrática, deben evitar incurrir en la banalidad de unas ideas equivocadas. Nadie debe someter a nadie y nadie es dueño de los demás. ¿Quién puede decidir sobre la vida de los otros?

 

-Les unía algo más que su paso por Mauthausen, ¿no?; ¿les unía el exilio, sus ideales, diferentes, pero que les hicieron defender, por un igual, a la II República…?

 

-Les unía la historia, especialmente la historia. Y digo esto porque, el destino prefijó un camino que la mayor parte de ellos, por no decir todos, nunca buscaron y sí se encontraron. Unos, seguidores fieles de unas ideas libertarias; otros, sin más que la suerte de tocarles en el bando contrario; y todos, hombres y mujeres de voluntades serenas y fuertes, que supieron sufrir en base a una esperanza, la misma que todo ser humano recrea en situaciones límites, pero que muy pocos son capaces de defender. Lucharon por su honor y por su convicción, y fueron ejemplos dignos para el mundo.

Abandonados por todos. Por la República francesa a la que ayudaron; por el gobierno estalinista al que ideológicamente, podrían estar unidos, y por supuesto, por el gobierno de Franco en el que eran considerados traidores por decisión unilateral y equivocada; solos, quedaron a merced de aquellos sanguinarios de un régimen nazi que nunca debió de existir.

 

-Que te haga el prólogo un historiador como Alberto Reig Tapia tiene su punto….¿por qué eliges que fuese él o cómo fue que te realiza el prólogo?

 

-Para mí, el doctor don Alberto Reig Tapia es un intelectual comprometido con sus ideas y con la sociedad que le ha tocado vivir cuando tiene a la libertad y la democracia como bandera. Es un hombre cuya intelectualidad le garantiza a quien le conoce, aprendizaje constante en valores y en formación; y sobre todo, entendí que un tema como éste debía tener una persona tan capacitada y formada como él, al que sin duda, siempre le agradeceré su apoyo, su consideración y sus elocuentes palabras que han dignificado este trabajo en todo su contenido. Un lujo, sin duda.

 

-¿Qué has aprendido de este libro; y de los personajes has aprendido o se te han revelado nuevas cosas?

 

-Siempre se aprende. Esto es lo bueno de la vida. Nunca dejamos de aprender. Creo que nuestra generación, por lo menos la mía, no hubiéramos sido capaces de hacer esa demostración de tenacidad, valentía, sacrificio, creencia y sentimiento, cómo lo hicieron ellos. Fueron producto de una generación poco reconocida que ha servido de ejemplo a la que hemos venido después, pero sin duda, me ha fortalecido todavía más mis convicciones sobre la libertad y la democracia, siempre bien entendida. La clave de ideologías que ahora, están contaminadas y que entonces, eran limpias en base a razonamiento claros y éticos.

 

-Vamos a ver, amigo, tratemos de reconstruir el camino de todos los españoles defensores de la II República que se vieron  obligados a exiliarse; que luego se vieron  hechos prisioneros o agolpados en los campos franceses por los que decían defender los valores de la fraternidad, igualdad y libertad, para luego pasar a un Stalag y de allí a un campo nazi… ¿fue más o menos así o nos puedes matizar?

 

-Fue así y ya lo he dicho antes. Fueron hombres y mujeres defensores de una libertad necesaria para una convivencia leal, obligados al exilio -triste palabra- por equivocaciones ideológicas en tiempos difíciles y poco razonables, que vieron en esa huída la razón de la supervivencia para volver a recuperar la legitimidad perdida; pero luego, abandonados por todos, engañados y vilipendiados y eso es imperdonable.

 

-Te habrá sabido mal realizar la selección porque siempre temes dejarte atrás nombres que hubiesen podido engrandecer esta historia, ¿verdad?

 

-Todos merecían ser protagonistas. Elegí algunos por haber conocido a familiares suyos; por su procedencia y por su recorrido vital en vida; otros, porque quería definir esas profesiones esenciales en campos de exterminio; y algunos, casi al azar porque era demasiado complicado saber quién lo merecía más que quién. Seguro que me he dejado atrás otros que hubieran podido enriquecer y agrandar este proyecto narrativo. Siempre queda en el tintero olvidos merecidos, pero es ley casi de vida.

 

-De todas formas de los españoles que lograron sobrevivir a aquel averno nazi, nadie salió, ni en cuerpo ni en mente, tal como había entrado, ¿verdad?

 

¿Quién puede salir, mental y físicamente, igual que entró cuando van a vivir cuatro años entre la vida y la muerte, el engaño y la supervivencia, la hipocresía y la vileza? Nadie. A pesar de ello, este canto a la vida que he pretendido, no ha sido más que vanagloriar las voluntades de todos ellos, porque todos los supervivientes rehicieron su vida, mejor o peor, pero buscaron familia, hogar, sociedad libre, y una gran parte, vivirán hasta edad muy avanzada. Pero nunca olvidarán y esa huella siempre la llevarán consigo hasta la muerte.

 

-Hablábamos de los puntos en común, de las características  no en común de los personajes que son el hilo conductor de este ensayo narrativo e histórico, pero seguro que ellos y ellas—miro ahora incluso más allá de Mauthausen— seguro que nos dejaron algo en común que solo ellos muy dentro sabían—siendo conscientes o no— que compartían que habrás sabido ver con las lecturas, entrevistas, investigaciones… ¿qué es?

 

-Sabes, me ha pasado aquí como en mi libro de «Hijas de la Luna» sobre las mujeres en el maquis español, que me han impresionado por muchas razones, pero especialmente por una de ellas que debe servir de claro ejemplo para todos. No han tenido rencor ni odio después de todo lo pasado. Han valorado la libertad como esa bandera que hay que defender siempre, pero ahora apoyando ese recorrido sin violencia, con recursos pacíficos democráticos, evitando ese sufrimiento personal de ellos y de sus familias. Eso sí que es un ejemplo para todos, nosotros y las generaciones venideras, ahora en estos tiempos demasiado hipócritas donde las razones se pierden en divagaciones y contaminaciones ideológicas, cuando ya los pensamientos han perdido gran parte de su valor. Después de todo lo pasado, no tenían rencor sino esperanza.

 

-Nunca se terminan de tocar todos los hilos, realizando por ejemplo ensayos, que hicieron que unos pocos derramasen tanta maldad queriendo la eliminación y la aniquilación de etnias, de personas con características diferentes, de ciertos sectores ciudadanos, de personas que pensaban diferentes, de objetores de conciencia, enfermos mentales, homosexuales y lesbianas…

 

-Insistimos en lo mismo. Cuando no hay razón, la sinrazón manda y daña. Ser complacientes, benévolos con la vida que te ha tocado, ser consecuentes con nuestra forma de pensar y respetar la de los demás, cambiar la mentalidad cuando ésta está sin dar respuestas a las muchas preguntas y a los muchos errores sociales; no parece interesarles a nuestros políticos del momento, ni siquiera a los filósofos o pensadores, claves en la sociedades para su evolución positiva. Hay que erradicar quienes siguen pensando así de mal y radicalizan sus posturas para sobrevivir en el poder.

 

-¿Este libro es como dar una pincelada a la gran muestra de gentes que se vieron atrapadas en el averno nazi fuesen republicanos y republicanas españoles, fuesen gitanos, homosexuales, presos políticos, pacifistas, judíos, enfermos que ellos consideraban una “tara de la sociedad”?

 

Lo he dicho en alguna otra respuesta. He pretendido que sea un canto a la vida, un canto a la libertad, una muestra más para ejemplarizar lo malo, lo que hay que evitar y seguir reconociendo como homenaje lo que otros hicieron para que nosotros vivamos en la democracia actual. Y lo he hecho con relatos de tragedia, horror, tortura y muerte, algo que resulta siempre difícil. Espero haberlo conseguido.

 

-¿Cómo fue la investigación, amigo Miguel, para este libro? , ¿Cómo es después, amigo, tu metodología de trabajo?

 

Difícil, pero gratificante sin duda. Contactar con familiares, en algún caso, con testigos, hablar con personajes que pudieron vivir situaciones parecidas y luego, afortunadamente, aprovechar mi formación de historiador, me ha permitido hacer un digno trabajo, con errores tipográficos o léxicos, que todo libro mantiene en su final, desgraciadamente, pero pautado en su contenido, fiel a mi forma de pensar y de ver la vida, y convencido de que he hecho algo a favor de las personas ultrajadas en su dignidad. Me gusta escribir e investigar sobre la España contemporánea, la he sentido muy cercana como profesor universitario y creo que es la clave de entender el momento actual que vivimos. Ha crecido como libro gracias al prólogo del profesor Alberto Reig Tapia, sin duda. Un acierto.

 

-¿Cómo ha sido trabajar con Hades?

 

-Un placer. Es una editorial comprometida y que sabe cómo tratar a los autores, algo que desgraciadamente escasea. Creo que su editor, José Luis Victoria sabe lo que quiere y cómo lo quiere y en ello ha de estar su gran valor. Me he sentido respetado, bien tratado y considerado y eso es un valor que cada vez lo apreciamos más en estos tiempos que corren.

Cierto es que estamos tremendamente contentos, pues después de un solo mes en el mercado, está fuera la segunda edición. En mi ciudad y provincia ha sido el libro más vendido con diferencia, de estas Navidades y Reyes, y sin duda, esto siempre es un plus de ánimo para seguir con un nuevo proyecto.

La verdad, después de mi larga trayectoria editorial, Hades ha dado una prueba grande de su buen hacer, siendo para mí, una de las dos mejores editoriales con las que he podido trabajar.

Gracias finalmente a Cazarabet, ese proyecto de difusión cultural  que sin duda, ayuda a dar a conocer ilusiones y proyectos editoriales y gracias por solicitarme esta entrevista. Un saludo.

 

 

_____________________________________________________________________

Cazarabet

c/ Santa Lucía, 53

44564 – Mas de las Matas (Teruel)

Tlfs. 978849970 – 686110069

http://www.cazarabet.com

libreria@cazarabet.com

Publicado en Entrevista, Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *